viernes, 25 de mayo de 2012

El capital humano en las organizaciones

El capital humano en las organizaciones



La educación es un factor clave en la formación del capital humano de cualquier persona dentro de una organización. La gente con mayor educación, conocimientos, habilidades y fortalezas goza de mejores ingresos y oportunidades laborales. De hecho, así como con la llegada de la globalización se hace más necesario el uso de la tecnología, la innovación y la adaptación al cambio; de igual forma, se hace más importante el crecimiento continuo del capital humano, que sigue siendo uno de los factores de crecimiento económico.

Según Keeley (2007) la educación crea una fuerza de trabajo capaz de asumir empleos más complejos y mejor pago. Al mismo tiempo, la existencia de esos empleos hace que para los estudiantes, valga la pena seguir estudiando; a la larga, todas esas horas no pagadas en el aula se traducirán en un empleo que compensará a los trabajadores  por el tiempo que estuvieron aprendiendo sin ganar dinero.

En un mundo que se va desenvolviendo y acogiendo al desarrollo no solo económico sino en el que empieza a prevalecer el conocimiento, se está adecuando y mejorando en las organizaciones las herramientas, fundamentos y ayudas al ser humano para que este fortalezca sus aptitudes y sea uno de los pasos para mejorar la efectividad en los procesos laborales. Se habla de la importancia que cumplen las empresas en ese fortalecimiento, pero ¿por qué decir que es importante el capital humano?; la respuesta es muy simple, una empresa que no trabaje con el conocimiento y las capacidades de una persona nunca va a funcionar, y por lo tanto mucho menos va a progresar.

Para concluir podemos decir que las empresas deben y cumplen una serie de pautas y procesos en los que no solo se seleccionan los conocimientos sino en los que estos son reforzados para el desarrollo y evolución de la organización. Algunos de los procesos y pautas que se tienen en cuenta son:

  1. De acuerdo a las necesidades, seleccionar al personal adecuado que cumpla con los requisitos y el perfil estipulado por la empresa.
  2. Aunque no muchos lo crean, una buena comunicación, un ambiente adecuado de trabajo, un buen trato y valorar las acciones de los integrantes, permite que los trabajadores tengan un sentido de pertenecía hacia su empresa y un lazo muy cercano con los integrantes de ella. De esta manera, los procesos esperados por la empresa tienen más opciones de cumplirse, pues quien no se sienta a gusto y conforme con lo que hace y en el lugar en donde está, no tendrá el mismo rendimiento y compromiso que el que puede tener una persona más identificada con su labor.
  3. La empresa debe tener en cuenta el papel de los trabajadores en la satisfacción de sus necesidades, por eso debe ser tratado como una persona que ofrece sus conocimientos y habilidades para alcanzar una meta “ajena”, pero así mismo para desarrollarse como ser humano integral dentro de la sociedad.
  4. Así como se está a la vanguardia de los desarrollos tecnológicos, también se debe estar atento al talento que los trabajadores tienen, pues las empresas deben constantemente inducirlos y capacitarlos para que ellos puedan aprovechar esta tecnología y puedan sacar adelante los procesos que se deben llevara a cabo, esto permitirá fortalecer constantemente el trabajo y habilidad de cada ser humano.

Con cada una de estas acciones se refleja la importancia que tiene el capital humano para las organizaciones, pues este es la principal herramienta para que una organización salga adelante, pueda aprovechar la tecnología y sea cada vez más competitivo frente a otras empresas que se encuentren a su alrededor.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Cómo le parecio el contenido del blog?