viernes, 25 de mayo de 2012

Introducción


Las organizaciones deben considerar la importancia y el aporte que sus trabajadores les ofrecen mediante el capital intelectual y humano que han obtenido en el transcurso de sus vidas. Este capital debe ser abonado y fortalecido gradualmente por las empresas mediante la gestión tecnológica, los flujos de información, la creación de un clima y una cultura organizacional, iniciativas de emprendimiento y fundamentalmente las capacitaciones e inducciones que deben realizarse para que los procesos que se manejan allí se lleven de acuerdo a los requerimientos de la empresa.

Debe ser de interés general no solo para los empleadores sino también para los empleados sentir un clima organizacional agradable; un apoyo y aporte por parte de la empresa a la evolución y cumplimiento de las metas que se trazan día a día. Por esta razón, el aporte al conocimiento y desarrollo de los trabajadores mejora el desempeño no solo mediante la normatividad que debe cumplir cada empresa, sino también por el fortalecimiento de sus competencias.

Con el paso del tiempo, los estudios sobre el seguimiento a egresados han tenido como objetivo explicar la relación existente entre el mundo de la educación y el mundo del trabajo, reconociendo que dicha relación está inmersa en un contexto complejo y cambiante razón por lo cual difícilmente pueden ser analizados e interpretados bajo un solo enfoque o teoría, especialmente dentro de la Teoría del Capital Humano; entre los factores más importantes se encuentran aspectos tales como la edad, la condición socioeconómica, las relaciones familiares e inclusive, la raza.

Thurow y Lucas, plantean acerca de la Teoría del Capital Humano que “los conocimientos adquiridos en la escuela no impactan en la productividad, pues no dotan a los individuos de las destrezas y habilidades para incorporarse al mundo del trabajo, más bien éstos ayudan a los empleadores en una actividad discriminatoria, pues al momento del reclutamiento y selección, el empleador prefería a los futuros trabajadores con habilidades mínimas que facilitarán su entrenabilidad en un área específica con un costo mínimo para la empresa”.
Así pues, la existencia de dichos factores que inciden en la relación entre la educación y el trabajo inician desde el desarrollo del ser humano para la satisfacción de sus necesidades como para su evolución dentro de la sociedad, que es medido por las fortalezas y capacidades de desenvolvimiento frente a cualquier circunstancia o trabajo que se le asigne.

La intención del artículo es sustentar el valor que las personas van adquiriendo en el transcurso de sus vidas, y aún más dentro de una organización frente al tema del capital humano que se complementan para su desarrollo, teniendo en cuenta sus condiciones de vida. De esta manera se sustentará el concepto de Desarrollo Humano a partir del Programa de la Organización de las Naciones Unidas, se conocerán las posturas de Amartya Sen y el desarrollo como libertad y La libertad: condición humana de Hannah Arendt; así mismo se apoyará el artículo con el concepto de Capital Humano, su definición, importancia y su gestión dentro de las organizaciones; y para finalizar, se pretende generar una conclusión acerca del papel que cumple el capital humano dentro de las empresas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Cómo le parecio el contenido del blog?